viernes, 9 de diciembre de 2011

La noche que no llegas

Entrelazando palabras mirando a las luces que encienden el horizonte espero a que pase la noche…

El frío ha despertado tarde pero con fuerza y la gente temerosa de éste se queda en su refugio. Todo está desierto, la nada lo ocupa todo y el tímido silbido del viento correteando entre los bancos se hace dueño del silencio que rompe…

El cielo es claramente oscuro y las estrellas han salido en busca de la luz de tus ojos. La luna juega a ser mayor escondiéndose en la oscuridad para no ser vista mientras coquetea conmigo recordándome a ti…

Tengo hambre de ti, me muero por beber de tu boca, por empaparme de tu sudor, por sentirte cuando me tocas…

Hoy pensaba ser feliz pero al final, sólo ha sido un sueño…

lunes, 31 de octubre de 2011

:(

Llevo mucho tiempo sin publicar nada, que no sin escribir...

Llevo mucho tiempo intentando robar a mi bolígrafo palabras alegres y llevo más tiempo si cabe intentando escapar del cautiverio de la tristeza.

Es injusto por mi parte preocupar a tanta gente por mis ojeras, por el peso de mis párpados, por mi desgana, por mi desidia...

Lo intento, te prometo que lo intento, pero ni mis sueños ni mi maldita memoria fotográfica me lo ponen nada fácil... Tengo unas pocas palabras grabadas a fuego en mi cabeza, palabras que un día fueron mías pero que ese día no lo fueron... Tengo una sensación amarga que me recubre entero, tengo un gran vacío lleno de desconsuelo...

La mar sola ya no es suficiente...

domingo, 28 de agosto de 2011

Feliz cumpleaños!!!


Después de un año esperándolo ya está aquí! Hoy descubrirás este blog que te he estado escribiendo a lo largo de todo este año, espero que te guste...

Muchas felicidades mi niña! Echaré un montón de menos verte y más si cabe hoy... Me gustaría mucho poder compartir tu día contigo!

Un besazo enorme de alguien que jamás dejará de quererte!


lunes, 22 de agosto de 2011

Ojalá...


El viernes después de dejarte en casa escribí ésto...

Ojalá pudiesen salir por mi boca las palabras que dijesen lo que quiero decir...

Cómo me gustaría saber explicarte lo que está escrito en mi cabeza dictado por mi corazón...

Sería un sueño poder transmitirte lo que quiero sin que mi torpe intelecto trastoque las formas hasta cambiar el fondo desafortunadamente...

Desgraciadamente no salen, no sé y no puedo, pero pese a ésto jamás dejaré de intentar que comprendas al menos un poco lo mucho que te quiero...

miércoles, 17 de agosto de 2011

Una batalla diferente

A finales del siglo XI había penetrado una nueva fuerza en la Península, los almorávides, que habían asumido a las débiles taifas y unificado de nuevo la España islámica. De su ferocidad y resistencia daba buena cuenta el rey castellano, Alfonso VI, derrotado por el caudillo Yusuf en Sagrajas. Los almorávides habían sorprendido a los castellanos por la fiereza de su aspecto, sus poderosos escudos de piel de hipopótamo y el estruendoso redoble de sus tambores. Además, luchaban en formación compacta y destacaban por su rudeza, habituados a las inclemencias del desierto. Se trataba, en definitiva, de un pueblo feroz y disciplinado que infundía terror en sus enemigos y desconocía la derrota.

El Cid pidió ayuda a los reyes cristianos para defender Valencia, pero ésta no llegó a tiempo. Sin poder confiar más que en sus fuerzas, tomó la iniciativa y atacó el campamento almorávide por sorpresa huyendo después al galope. Los almorávides prepararon sus caballos y salieron en su busca dejando el campamento desguarnecido. Así, las tropas que quedaban en Valencia lanzaron un nuevo ataque y aniquilaron a los acampados. Al rehacerse, los almorávides carecían de fuerzas para tomar la ciudad. Se trataba de su primera gran derrota en España.

En Oliva el Cid no pudo hacerse con el control. Las tierras olivenses estaban pobladas por los moros más feroces que habitaban la península. Desde hace tres años la defensa mora estaba apoyada por la más dura de las guerreras de las tierras de la meseta.

La batalla empezó a lidiarse el jueves. Veníamos cansados de un largo y mágico viaje pero demostramos que apoyados por nuestras armas líquidas éramos difíciles de vencer. Desde el primer día no dimos tregua y fuimos destruyendo con nuestras risas y nuestros bailes a todos los enemigos que osaban atacarnos.

El viernes tuvimos un pequeño desfallecimiento por falta de avituallamiento pero nos repusimos rápido y volvimos a atacar con más fuerza si cabe el sábado con una nueva arma. Un arma muy fuerte que nos permitió repasar el domingo de mañana la batalla librada el sábado por la noche.

El domingo escasos ya de fuerzas, decidimos darlo todo y acabar definitivamente con los pocos enemigos que aún confiaban en su victoria. Y así fue, desde el primer momento y junto a nuestros vasos llenos desterramos a todo aquel que nos retó.

Fuimos felices y ganamos de nuevo y digan lo que digan, para nosotros Oliva siempre será mora…

Espero librar muchísimas batallas como ésta junto a ti mi vida porque sólo tú la haces más especial de lo que ya es…

Como siempre pekeñaja, te echo muchísimo de menos…



miércoles, 3 de agosto de 2011

Distantes

No sé si será la distancia y el tiempo que no nos vemos pero te noto fría y distante, fría como sólo tú, desgraciadamente sabes serlo…

Me noto triste y eso no ayuda nada a mejorar la situación, pero no puedo cambiarlo…

Cada vez que hablamos parece que la situación empeora y la sensación que me invade es la de dos personas cansadas de contarse las cosas…

Quizá sea yo que como mi tristeza absurda arrastre todo lo que pasa a mi lado, quizá…

Quiero abrazarte y decirte al oído lo mucho que te quiero, pero no sé cuando podré hacerlo…

Espero poderte tener cerca pronto, espero poder dejar de echarte tanto de menos…

miércoles, 27 de julio de 2011

Menorquejant

Al passar baix l’indiscret arc metàl•lic de l’aeroport vaig respirar fort, tots els nervis dels últims dies van desaparéixer i per fi començava el nostre viatge…

De camí a ses illes compartirem aquelles notes musicals que un dia vaig triar per a completar aquell regal i em vaig poder plaure de pes de part del teu cos al meu braç. Com cabia esperar, el camí al teu costat es va fer curt i el teu somriure no va deixar d'embaladir l’avió sencer…

Estàvem cansats, molt cansats, però férem d’aquella nit a Mahó la nostra nit… Vàrem passejar pel port i conquerirem cada vaixell ancorat allí, jugàrem eròticament amb la sirena i després d’una carrera sense premi descansàrem a aquell banc a la llum de la lluna i amb la protecció de la mar…

L’endemà gaudirem d’una porció amagada de mar clara amb la companyia d’estranys com nosaltres per a més tard trobar des de dins d’una cova la lluna reflectida a l’aigua salada…

Caminàrem per camins de cavalls i descobrirem amagatalls antics. Potser no fórem els primers, però tampoc ens va importar… Finalment ens endinsàrem en la mar. Començàrem a descobrir els seus secrets i pogueres, per primera vegada veure els misteris que la mar guarda al seu interior quan tot es fa fosc…

Conquerírem el pati dels gegants i ni la mala mar va poder llevar-me ni un poc de felicitat per tenir-te allí amb mi…

De vesprada i tranquil•lament patejàrem els carrers de Ciutadella fins que la nit ens va envoltar i decidirem donar per conclòs un altre dia màgic…

Malauradament la segona visita al pati dels gegants no va anar com esperàvem però vàrem reposar-nos a besos a la platja.

Llàstima que tot arribara al seu fi, però el temps per molt que ho intente quan estic amb tu passa i passa ràpid. Però és aquest temps el que em demostra que cada vegada et vull més i l’únic que desitge és passar-lo amb tu!

Gràcies per aquest viatge, el recordaré sempre…

Avui, com sempre, et trobe molt a faltar…

jueves, 14 de julio de 2011

Momentos

Cuando entre los acordes de una marcha cristiana sólo puedes recordar el sonido de una voz,

cuando miles de ojos están pendientes de ti y tu sólo estás pendiente de encontrar unos ojos que sabes que no están,

cuando pese a pasar el día riendo tu cabeza sigue llorando una ausencia,

cuando sitios donde nunca antes has estado te recuerdan cosas juntos,

cuando deseas que un buen rato pase rápido para verla de nuevo y que ese rato sea aún mejor,

cuando ser es estar pero estar no es ser,

cuando ni con el paso de los días Morfeo es capaz de atraparte al estar pendiente de una llamada,

cuando echarte de menos deja de ser un sentimiento para convertirse en un estado,

me doy cuenta que sólo los momentos a tu lado son verdaderos momentos…